cistitis

Muchas mujeres alguna vez en su vida han tenido cistitis, comúnmente conocida como infección de orina. Es una enfermedad que conociendo sus síntomas es fácil de detectar y relativamente sencilla de tratar en la mayoría de los casos.

La infección de orina produce malestar y puede llegar a ser muy dolorosa y molesta. Es importante que se acuda al médico cuando se detecta, porque si no se trata puede volverse un problema de salud grave si llega a afectar a los riñones.

¿Qué es la cistitis?

La cistitis es el termino médico para denominar la inflamación de vejiga. Las inflamaciones de vejiga suelen producirse por infecciones bacterianas que causan dolor y molestias en la zona y al miccionar. El tratamiento depende en gran medida de la causa por la que esté producida la infección urinaria.

La cistitis se produce cuando las bacterias entran en las vías urinarias y se multiplican. Esto puede suceder porque en la zona genital femenina entren bacterias, en algunos casos esto se produce al tener relaciones sexuales, aunque puede producirse por otras causas como el frío o la humedad en la zona.

Signos y síntomas de la infección de orina

Los principales signos y síntomas para detectar la cistitis suelen ser:

  • Una necesidad constante de orinar
  • Sensación de dolor y escozor al orinar
  • Sensación permanente de deseo de miccionar
  • Orinar frecuentemente pequeñas cantidades
  • Orina turbia y con un olor fuerte
  • Fiebre baja

Las infecciones de orina pueden ser recurrentes. Hay personas que son más propensas que otras a tenerlas, en todo caso, debes acudir al médico, donde te darán un tratamiento y analizarán que está produciendo la inflamación de vejiga.

Posibles complicaciones de la cistitis

Las infecciones urinarias son enfermedades qué si se tratan correctamente y en el momento que se originan, no suelen complicarse. Pero de no ser así pueden complicarse y convertirse en infecciones renales.

La pielonefritis es el nombre médico de la infección renal que puede llegar a dañar permanentemente los riñones, por eso es de vital importancia acudir al médico cuando tenemos infección de orina y ponerle el tratamiento pertinente.

¿Se puede prevenir la infección de orina?

La infección de orina es una infección bacteriana, por lo que una manera de prevenir esta enfermedad es evitar que las bacterias que la originen se multipliquen, por ello, beber mucho líquido, sobre todo agua y orinar con frecuencia, hacen esta función de limpieza.

Por otra parte, puedes evitar que las bacterias de la región anal se extiendan a la vagina y la uretra limpiándote hacia atrás cuando vayas al baño.

Mantén la zona limpia y aseada, y controla la humedad y el frío, evitando sentarte en zonas frías como piedras o el suelo. Si haces deporte o vas a la piscina, cámbiate el bañador cuando salgas del agua, intentando no tener la zona de los genitales húmeda durante muchas horas.

Diagnóstico y tratamiento

Cuando tengas los primeros síntomas de infección de orina, acude a tu médico. Este te solicitará una muestra de orina. Con ella realizarán un cultivo para demostrar que bacteria o bacterias están causando la infección.

El tratamiento antibiótico dependerá de la edad de la persona, el tipo de infección y la recurrencia de las infecciones de orina.