Muchas mujeres deciden comenzar la búsqueda del embarazo y, la gran mayoría, suele tener un embarazo normal y saludable. Aunque hay ocasiones en las que no todo sale bien. Lo más natural es que el óvulo, cuando es fecundado, se implante y se desarrolle en el útero. Pasados 9 meses la madre da a la luz y la nueva familia disfrutará del recién nacido. A pesar de que al principio es difícil notar diferencias entre un embarazo normal y un embarazo ectópico, lo cierto es que, conforme pasan los días, los síntomas cada vez se diferencian más.

Qué es el embarazo ectópico

Un embarazo ectópico se produce cuando el óvulo fecundado, o embrión, en vez de dentro del útero crece fuera de la cavidad uterina. Lo más frecuente es que ocurra en las trompas de Falopio, que son las encargadas de transportar los embriones desde los ovarios hasta el útero. Este tipo de embarazo ectópico también se conoce como embarazo tubárico.

El embarazo ectópico también puede producirse en los ovarios, la cavidad abdominal o en el cuello del útero. Excepto los embarazos abdominales, ninguno evolucionará más de 2-3 meses. De hecho, desde muy temprano la mujer presentará una serie de síntomas que le indican que algo no va como debería.

Síntomas y signos del embarazo ectópico

Los principales síntomas de un embarazo ectópico engloban desde:

Dolor en la parte baja del abdomen

Al principio suele ser difuso, poco intenso e intermitente, pero conforme pasan los días va aumentando y, sobre todo, se fija en un lado. Sin embargo, no es raro que aparezca de forma brusca y muy intensa, en apenas unas horas, en cuyo caso se debe consultar inmediatamente.

Sangrado inusual o ausencia de éste

El sangrado puede variar tanto en cantidad como en color, y también puede darse en fechas que no se correspondan con la menstruación. También pueden retrasarse los períodos menstruales o no, haciendo que muchas mujeres no sospechen que están embarazadas.

Dolor corporal y sensación de debilidad

Cuando un embarazo tubárico crece lo suficiente, la pared de la trompa de Falopio puede desgarrarse y se originará una hemorragia interna. Esto dará lugar, por un lado, a un dolor intenso en el abdomen e incluso en un hombro, debido a que la sangre irritará el diafragma, que comparte terminaciones nerviosas con las de aquél. Y por otro, al ser estas hemorragias muy agudas se producirá mareo y sensación de debilidad progresiva.

¿Qué riesgo tengo de padecerlo?

Aproximadamente 2 de cada 100 embarazos resultan ser ectópicos, por lo que la posibilidad de que sea tu caso es muy bajo. Aún así, existen factores de riesgo como haber sufrido algún tipo de trastorno en las trompas de Falopio o una enfermedad inflamatoria en la zona pélvica, un embarazo ectópico anterior, la endometriosis o algunos tratamientos de fertilidad, entre otros

No debemos olvidar la influencia tan nociva que tiene el tabaco en nuestra salud y más durante el embarazo, por lo que éste es otro factor de riesgo para sufrir este tipo de embarazos.

En caso de utilizar un DIU el riesgo aumenta: aunque solo un 1,5% de mujeres se quedan embarazadas, de éstas el 5% desarrolla un embarazo ectópico.

Después de un embarazo ectópico, ¿puedo volver a quedarme embarazada?

Dependiendo de la localización y de lo avanzado que esté, el embarazo ectópico puede tratarse con medicamentos o con cirugía. Si hay una hemorragia intensa la única opción es la cirugía, pero cada vez se detectan más precozmente y en muchos de estos casos será posible el tratamiento con un medicamento llamado metotrexate que “disolverá” el embarazo. No obstante, en algunas mujeres el medicamento no logra el objetivo y hay que acabar operando.

Por otro lado, algunos embarazos ectópicos, tubáricos en su inmensa mayoría, se detendrán espontáneamente y no tendremos que hacer nada.

Habitualmente, la cirugía consistirá en extirpar la trompa afectada. Si la otra trompa está sana, la mujer podría volver a quedarse embarazada y, en tal caso, precisará de un seguimiento muy temprano para comprobar que todo va bien.

Por tanto, es crucial que, si tienes una prueba de embarazo positiva y notas sangrado inusual y/o dolor abdominal persistente (sobre todo fijo en un lado), acudas a tu ginecólogo o médico de referencia. En ReproFiv Consultas tenemos a un equipo de ginecología perfecto para llevar al día todas tus revisiones y chequeos, contacta con nosotros.