La inseminación artificial se ha convertido en una de las técnicas de reproducción asistida más utilizadas. Se trata de un procedimiento muy sensible e indoloro, al que cada vez más personas acuden para tener hijos. Como una de las mejores clínicas de fecundación in vitro en Madrid e inseminación artificial, sabemos todas las condiciones que debe cumplir una pareja para poder ser padres a través de esta vía. ¿En qué consisten?

Requisitos de la inseminación artificial

Para que esta técnica funcione correctamente, la pareja debe cumplir unos requisitos mínimos. Lo primero en estos casos, es descartar el riesgo de posibles enfermedades como Hepatitis B o C, VIH, Rubeola, Toxoplasmosis y Sífilis, con el fin de poder garantizar que no existe un riesgo de contagio, ni a la pareja, ni al futuro bebé.

Además, las trompas de Falopio de la mujer deben ser funcionales. De esta forma, antes de someterse a un tratamiento de inseminación artificial, será necesario comprobar su permeabilidad tubárica. Para ello, se utilizan diferentes técnicas, como la laparoscopia, o la histerosalpingografía (HSG).

En el caso de los hombres, deben contar con una mínima cantidad de espermatozoides. Para comprobarlo, es necesario realizar un REM o recuento de espermatozoides móviles, y el resultado debe ser de más de 3 millones de espermatozoides móviles progresivos por mililitro después de la capacitación.

La edad también afecta directamente a las probabilidades de éxito de una inseminación artificial. Por eso, hay que tener en cuenta que, a partir de los 36 años de la mujer, es cuando comienzan a reducirse las posibilidades de quedarse embarazada debido a la disminución en la reserva ovárica.

Independientemente de la edad, será necesario que la mujer se someta a una serie de analíticas de sangre para poder saber cuáles son sus valores hormonales, así como una ecografía transvaginal. De esta forma, será posible valorar tanto la reserva ovárica como la función del ciclo menstrual.

Desde Reprofiv recomendamos a las parejas informarse muy bien sobre todos estos requisitos antes de someterse a un tratamiento de inseminación artificial, dejándolo siempre en manos de una clínica de confianza con profesionales especialistas en el sector.