El embarazo es una etapa feliz y muy esperada. Pero también pueden surgir dudas y temores que debemos tener en cuenta para que el proceso sea lo más tranquilo posible. El sangrado de implantación es un concepto del que muchas mujeres no han oído hablar hasta que no se quedan embarazadas o están pensando en hacerlo. Conozcamos qué es el sangrado de implantación y cómo reconocerlo.

Qué es el sangrado de implantación

El sangrado de implantación es un proceso muy habitual y normal. A veces se le denomina “falsa regla”. Es un manchado de carácter leve que se produce entre 6 y 14 días después de la concepción. El sangrado de implantación tiene un color rojo oscuro que tiende al marrón.

Cuándo se produce el sangrado de implantación

El sangrado de implantación se produce en los primeros días tras la concepción debido a que la pared del útero está muy irrigada por los distintos vasos sanguíneos que se están preparando para acoger al óvulo fecundado. Cuando el embrión se implanta en el útero, pueden romperse algunos pequeños capilares superficiales, lo que da lugar a este sangrado. Esto es un proceso totalmente normal y no debes preocuparte. Pero si tienes alguna duda, nuestro equipo médico está completamente a tu disposición para aclararte cualquier cuestión.

Si te preguntas cuánto dura el sangrado de implantación debes saber que su duración es variable: oscila entre un sangrado puntual y único a solo unas horas o un par de días a lo sumo. También debes saber que el sangrado de implantación no duele.

Diferencias con la menstruación

Es importante aprender a diferenciar entre el sangrado de implantación y la menstruación. Para ello, podemos fijarnos en varios aspectos:

Color

El color del sangrado de implantación es un rojo oscuro mate, tirando a parduzco. En algunas mujeres es de color rosado. Si tienes un sangrado rojo brillante lo más probable es que no sea de implantación.

Densidad

El sangrado de implantación es más ligero y además se produce en menor cantidad que el sangrado menstrual. Además, el sangrado de implantación es intermitente y dura menos días que una regla media.

Dolor

El sangrado de implantación no duele, aunque algunas mujeres pueden experimentar molestias ligeras. Si hay dolor intenso o malestar general, consulta al médico.

Tiempo

El sangrado de implantación se produce en los primeros días tras la concepción. Haz cuentas para saber si se trata de este sangrado.

Cómo distinguir el sangrado de implantación de una amenaza de aborto

El sangrado de implantación no se considera un factor de riesgo ni se asocia a una amenaza de aborto. De hecho, en pacientes de reproducción asistida se pueden dar sangrados debidos a los tratamientos como los óvulos de progesterona.

Si el sangrado es leve, intermitente, de color rojo oscuro y no se acompaña de síntomas como dolor intenso, fiebre o malestar general, probablemente se trate de un sangrado de implantación.

Si el sangrado se vuelve más abundante, de color brillante o más intenso o cursa con otros síntomas, es importante acudir al médico para que descarte cualquier problema o amenaza de aborto.

Ya conoces qué es el sangrado de implantación y cuándo sucede. Si algo te preocupa o necesitas saber más, en Reprofiv Consultas estamos para ayudarte. Contamos con un equipo de expertos en salud reproductiva que despejará todas tus dudas. Con la confianza de estar en manos de profesionales de amplia experiencia y todos los medios técnicos más avanzados para acompañarte en todo el proceso de tu embarazo.