tatuajes y lactancia

En la actualidad, son muchas las mamás recientes que se preguntan si pueden hacerse un tatuaje durante la lactancia sin que su bebé se vea perjudicado. Los tatuajes son una forma de expresión, y la maternidad suele ser un momento en el que muchas mujeres desean tatuarse la piel. Pero ¿puede ser perjudicial para la salud la mezcla de tatuajes y lactancia?

Compatibilidad entre los tatuajes y la lactancia materna

Tatuajes y lactancia sí son compatibles siempre y cuando se tomen las medidas higiénicas de precaución correspondientes, que serán imprescindibles para evitar las enfermedades contagiosas.

Incluso si se utiliza aerosol anestésico a base de lidocaína para realizar el tatuaje, la seguridad queda garantizada, ya que es compatible con la lactancia materna. Del mismo modo, se pueden tomar analgésicos para mitigar la inflamación y el dolor posteriores al tatuaje.

Por tanto, la respuesta es sí, se puede hacer un tatuaje en la lactancia. Como la tinta del tatuaje se introduce en la piel y se queda ahí, sin pasar a la sangre ni tampoco a la leche, puedes estar tranquila de que tatuajes y lactancia materna no implican un problema para mantener a tu bebé perfectamente seguro.

Posibles riesgos de hacerse un tatuaje durante la lactancia

Aunque, como hemos dicho, una mujer se puede tatuar dando el pecho, debe evitar, por la seguridad del bebé, hacerse un tatuaje en la zona del pezón o la areola, ya que en estos casos podría llegar a ocurrir que el bebé ingiriera algo de tinta y de los productos tóxicos con los que se realizan los tatuajes.

Para total seguridad, es mejor no realizarse un tatuaje que incluya la zona de los senos.

También es muy importante saber que la eliminación de un tatuaje con el láser sí que se considera incompatible con la lactancia, ya que los pigmentos del tatuaje se dispersan durante el proceso y podrían pasar a la sangre y llegar a leche.

Consejos sobre tatuarse durante el embarazo y la lactancia

No hay problemas particulares para realizarse tatuajes durante el embarazo y lactancia, aunque sí es cierto que algunos bancos de leche no van a aceptarte como donante en caso de tener un tatuaje reciente, por lo que es algo que deberás tener en cuenta.

Si decides tatuarte durante la lactancia, elige una zona alejada del pecho y opta por un centro de tatuajes que te ofrezca todas las garantías higiénicas y que esté homologado.

Asegúrate de que todo el material y la zona estén esterilizados, de que el tatuador usa guantes y de que la aguja de tatuaje sea nueva. Debes saber que el principal riesgo de hacerse un tatuaje durante la lactancia materna reside en que se produzca alguna infección, y no en la tinta del tatuaje.

Como ves, tatuajes y lactancia son compatibles. Es perfectamente posible hacerse un tatuaje durante el periodo de lactancia materna sin que tenga consecuencias negativas ni para la madre ni para el bebé, siempre y cuando se tomen las medidas higiénicas adecuadas y se evite tatuar la zona del pezón y la areola. En caso de duda la mejor opción es que acudas a tu profesional médico de confianza.