todo lo que necesitas saber el VPH

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común en todo el mundo, afectando al 80% de la población sexualmente activa. El VPH se transmite por igual a hombres y mujeres, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En las mujeres el riesgo de padecer cáncer tras haber sido contagiada de VPH es elevado.

¿Qué es el VPH?

El Virus del Papiloma Humano se compone por una serie de grupos de virus relacionados entre sí. Se conocen más de 200 tipos de VPH diferentes de los cuales 40 tipos afectan directamente a la zona genital de hombres y mujeres.

Mientras que algunos tipos de infección por VPH causan verrugas, otros pueden causar diferentes tipos de cáncer como: cáncer de cuello de útero, de ano, de pene, de vagina, de vulva o cáncer en la parte posterior de la garganta.

Existen dos categorías muy diferentes de VPH, uno de bajo riesgo por transmisión sexual, el cual se manifiesta a través de la aparición de verrugas en o alrededor de los genitales, ano, boca o garganta. En cambio, el otro tipo es el de alto riesgo y puede causar varios tipos de cáncer.

¿Cómo se transmite?

Las infecciones por VPH son muy comunes, de hecho, casi el total de la población que es sexualmente activa padecerá algún tipo de virus derivado del papiloma humano a lo largo de su vida.

La transmisión se da al realizar cualquier tipo de práctica sexual, no hace falta que haya penetración o eyaculación. Se contagia fácilmente a través del contacto de piel con piel entre una persona sana y una infectada.

No solo se puede transmitir el VPH a través de prácticas sexuales como el contacto sexual entre vagina-pene, ano-pene, boca-pene o boca-vagina; sino que el intercambio de juguetes sexuales o derivados durante el sexo también es una vía de contagio.

Síntomas

Las infecciones por VPH pueden causar síntomas muy visibles, como verrugas en las zonas genitales, boca o extremidades. Aunque lo más común es que la infección por VPH de riesgo alto no cause síntomas.

Por eso es crucial realizarse pruebas específicas si se tiene una vida sexualmente activa, en el caso de las mujeres es aún más importante realizarse revisiones periódicas en busca de cáncer de cuello de útero.

Si una infección por VPH de alto riesgo dura muchos años y causa cambios en las células, es posible que tenga síntomas. También puede tener síntomas si esos cambios celulares se convierten en cáncer. Sus posibles síntomas dependerán de la parte del cuerpo afectada.

¿Cómo puedo saber si tengo VPH?

Una de las pruebas más decisivas para saber si padeces VPH es una colposcopia. Esta prueba consiste en una exploración o examen visual del conducto vaginal y del cuello del útero mediante un aparato óptico que amplifica las imágenes.

Este tipo de pruebas se deben realizar en centros especializados en ginecología, como hospitales, clínicas privadas y centros médicos. En Reprofiv contamos con un equipo experto en salud sexual femenina y masculina, por lo que puedes concertar una cita en nuestra clínica llamando al 91 226 04 01 o haciendo clic aquí.